RECORRIENDO EL MADRID DE ALATRISTE EL SÁBADO 24

El pasado Sábado nos dedicamos a recorrer las huellas del famoso Diego Alatriste y Tenorio, una de las obras maestras de Arturo Pérez Reverte , en la Villa que entonces desempeñaba las funciones de capital del mundo, y en la que le tocó malvivir, vendiéndose como soldado de fortuna de los caballeros que requerían sus servicios.

Iglesia de San Felipe el Real, en la Calle Mayor

En aquella bulliciosa, y, en ocasiones siniestra ciudad todo tipo de conspiraciones tenían lugar, no sólo en el ámbito político y social, también en el literario; no en vano se estaba viviendo el Siglo de Oro de nuestra literatura; y el mayor número de ingenios del pensamiento convivían en un radio de cuatro manzanas.

Calderón de la Barca, de los preferidos por Felipe IV

Rememoramos la Iglesia del Buen Suceso en la Puerta del Sol de Madrid, al lado de la fuente del mismo nombre, obra del italiano Ludovico Turquí, y, unos metros más allá el primitivo emplazamiento de la Parroquia de San Felipe el Real, mentidero de la villa, donde se reunía todo tipo de gente a curiosear y divagar acerca de todo tipo de chismes que acaecían en la Corte y aledaños; allí era contratado el capitán para llevar a cabo sus “trabajillos”

Fuente del Buen Suceso, también conocida por la Mariblanca, de Ludovico Turquí.

Enfrente se erigía el Palacio de los Condes de Oñate, en el que vivía el Conde de Villamediana, mandado matar en circunstancias extrañas por el rey Felipe IV por el amor que le profesaba a su esposa, Doña Isabel de Borbón. Dicen que la gota que colmó el vaso de la paciencia real fué una justa celebrada en la Plaza Mayor, a la que el Conde acudió ataviado con una monedas en la armadura, con una leyenda que rezaba “son mis amores reales”. La reina alabó al conde ante el rey, comentando lo bien que picaba, a lo que el rey contestó:” pica, pero pica muy alto”

Se popularizó aquello de:

Mentidero de Madrid

decidme: ¿Quien mato al Conde?

ni se sabe ni se esconde

sin discurso discurrid

dicen que lo mató el Cid

por ser el Conde lozano

¡disparate chabacano!

pues de todos es sabido

que el matador fué Bellido

y el impulso soberano

Palacio de los Condes de Oñate, a cuya puerta se perpetró el crimen del Conde de Villamediana

Haciendo clara referencia a quién había tenido la autoría del crimen.

La Calle Mayor, epicentro de la vida pública, a la que se iba a ver, y también a ser visto. En ella contempló Iñigo, fiel servidor del capitán, a Angélica de Alquezar, que sería su gran amor. La Plaza Mayor, la más popular de Europa, reconstruida por don Juan Gómez de Mora, la Plaza de la Villa, sede de antiguos concejos, y el Convento de Carboneras, al lado del pasadizo del panecillo y la calle de la Pasa, donde premiaban a los indigentes que asistían a la Santa Misa oyéndola por completo con un panecillo y una bolsita de pasas.

Pasadizo del panecillo.

Iglesia de las Carboneras, en la Plaza del Conde de Miranda

Tras estas lecciones nos refugiamos en la Taberna de Alatriste, donde almorzamos de maravilla, y tras el buen yantar un paseíto hasta la Plaza de Ramales, donde estaba la Iglesia de San Juan, donde fué enterrado Velázquez, y el famoso caballo de Felipe IV, ya en la Plaza de Oriente, obra de Pietro Tacca, donde intervino hasta Galileo Galilei, y que coronaba el antiguo Alcázar, incendiado posteriormente. El caballo fué bajado de su emplazamiento original por Don Juan de Austria; de ese hecho se derivó una poesía satírica que apareció pegada en forma de pasquín en los muros del Alcázar y de la casa de la Panadería, de la Plaza Mayor:

Pan y carne a quince y once

como fué el año pasado,

Con que nada se ha baxado

Sino el Caballo de bronce

¿A qué vino el señor Don Juan?

A bajar el caballo y subir el pan”

Caballo de bronce, de Pietro Tacca

Como clara alusión a la desilusión causada por Don Juan, de quien suponían iba a bajar los precios.

Nos despedimos a las cinco y media, quedando, eso sí, emplazados a compartir nuestra siguiente actividad cultural: disfrutar de los Ballets Rusos de Diaghilev en CaixaFórum tras Semana Santa. ¡Disfrutad de unas merecidas vacaciones!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s