¿ALGUNA VEZ HAS VIVIDO CÓMO SE RECONSTRUYE UN MUSEO DESDE DENTRO?

Ayer visitamos en primicia lo que serán las instalaciones del futuro Museo Arqueológico Nacional, que abrirá definitivamente sus puertas dentro de un año aproximadamente. He de decir que me picaba la curiosidad, y mucho, no en vano el Museo y yo compartimos un vínculo especial, fruto del par de años que estuve trabajando en él como guía en sus secciones de Prehistoria, Egipto, Grecia y Roma.

La primera impresión cuando entras en las instalaciones es que te encuentras en un lugar completamente  diferente. El lugar de recepción, que antes estaba ubicado al traspasar la majestuosa puerta flanqueada por las dos esfinges esculpidas por  Felipe Moratilla a su regreso de Roma; se encuentra actualmente al final de una cuesta que parte de dicha puerta a mano izquierda.

 Esfinge de  Felipe Moratilla.

Recepción, cafetería, el gran espacio multifunción que hará las veces de taller de cerámica( entre otros) y tienda-librería podrán ser visitados de modo independiente, sin pagar entrada. Queda  de este modo a la altura de otros grandes espacios culturales como el Thyssen, el Reina Sofía, o CaixaFórum, donde puedes quedar a tomar un café o a charlar con los amigos sin necesidad de “retratarte económicamente” en la puerta. Yo lo considero todo un acierto.

Imagen de la futura recepción. Grande e impactante, ¡No!

Los  materiales empleados en esta ampliación están minuciosamente elegidos y estudiados. Mármol travertino en el suelo con hilo radiante por debajo, para preservar las piezas con el calor y humedad que necesitan; madera “merbau”, de óptimas condiciones, acanalada para que la acústica en las salas sea la perfecta…nada ha sido dejado al azar.

El edificio inicial fue  iniciado por el arquitecto Francisco Jareño y finalizado por Antonio Salces, compartido con la Biblioteca Nacional y situado en la calle de Serrano junto a la Plaza de Colón

 Entrada exterior del Museo.

Lo  fundó Isabel II el  20 de marzo de 1867.  Su creación estuvo motivada por la necesidad de disponer de un gran museo nacional donde, al igual que en otros países europeos, se pudieran conservar, clasificar y exponer los materiales arqueológicos, etnográficos, de artes decorativas y numismáticos.

Sufre la primera remodelación en los años 70. En esta epoca se descubren los patios, se baja un nivel y se excava una planta. Así se puede introducir una entreplanta en el tercer piso, que obliga a construir nuevas ventanas, un poco “a piñón”, pero que hoy en día nos resultan completamente naturales en el conjunto.

Impactante vista de la cubierta de hierro y cristal, bajo la cual ubicarán la Biblioteca.

En la actual reconstrucción han están teniendo que lidiar con la problemática de adecuar un edificio de siglo y medio de antigüedad, a la hora de introducir todo el soporte tecnológico moderno; cuentan además con el agravante del complejo traslado de las piezas que componen la colección, dado su tamaño, antigüedad, fragilidad y valor económico. Con pies de plomo y un cuidado exquisito, las han mantenido en el museo embaladas y debidamente empaquetadas y metidas en cajas seguras. Algunas han tenido que ser trasladadas a una nave que han alquilado en Meco. Para ello existe la figura del “correo” persona que se “pega” cual sello a la pieza desde que es sacada o desclavada del museo hasta su traslado y colocación en lugar seguro.

Un “correo” con la obra que custodia.

El proyecto del Museo actual es el más ambicioso que ha afrontado nunca la Institución. Rodríguez Frade y  su estudio en lo arquitectónico, Empty en cuanto a organización museográfica del mismo, y el fotógrafo José Manuel Ballester como  cronista gráfico lo están haciendo posible. ¡Estuvimos caminando entre las piezas que conforman el sepulcro de Pozomoro, y entre las cajas que contenían los tesoros egipcios! Un lujazo increíble, ¿No creéis?

Vimos de primera mano cómo se restauraban los paños de tapices del XVII, así como piezas de mosaicos que, en el patio central, recuperaban su señorial empaque.

Tras la experiencia, a todas luces inolvidable, nos marchamos a la terraza del Cafe y Te de Independencia a tomar una cañita e intercambiar impresiones. ¿Próxima parada? La indumentaria del Romanticismo en el Museo del Traje. Poneos vuestras mejores galas y veníos  con nosotros!

Anuncios
de artealinstante. Curiosidades, biografías, exposiciones, arte a golpe de clic Publicado en Uncategorized

2 comentarios el “¿ALGUNA VEZ HAS VIVIDO CÓMO SE RECONSTRUYE UN MUSEO DESDE DENTRO?

  1. ¿De verdad que tardarán todavía un año?. Pero si lo anunciaban para abrir las navidades pasadas. No me parece bien tanto retraso. Me dijeron que ya estaba terminado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s