LA INDIA DE LOS MAHARAJAS

Hoy hablaremos de estos insólitos y curiosos personajes. Empecemos:

La India comprendía más de 600 principados independientes, aunque sometidos a la autoridad de la corona británica, además de las provincias directamente administradas por Gran Bretaña.

maharaja3

Maharaja de Bundi. Los príncipes conservaban las tradiciones, pero defendían el orden británico, impidiendo el despertar de la conciencia política de sus pueblos.

Si bien el estado de Hydebarad estaba gobernado por un príncipe musulmán, los maharajas, es decir los príncipes hindúes, se hallaban al frente de otros principados. Los maharajas no eran vistos con buenos ojos por los nacionalistas, a quienes desagradaban el lujo ostentosos del que se rodeaban y su desdén hacia los principios democráticos.

maharajas1

Los hijos del maharaja de Kapurtala. En el siglo XX la costumbre exigía que los príncipes se educaran en Europa. A su regreso muchos se sentían extraños en su propio país.

Los maharajas y su modo de vida se convirtieron en el símbolo por excelencia del antiguo régimen social y político. Vivían en rutilantes palacios rodeados de enjambres de criados y se hacían fotografiar a lomos de elefantes con gualdrapas de terciopelo.

maharajas5

El maharaja de kapurtala a lomos de su elefante favorito

El día de su boda las novias desparecían bajo el oro y las perlas, y los miles de invitados eran recibidos por lluvias de pétalos de rosa.

maharajas2

Según la costumbre, el maharaja de Alwar, cuyo reino estaba situado cerca del estado de Rajputana se dispone a repartir entre los pobres su propio peso en monedas de plata.

En 1947, al producirse la independencia, todos esos estados fueron incorporados a la Unión India. Algunos como Cachemira, resistieron y sólo fueron vencidos por las armas.

maharajas4

Alwar, ciudad de un antiguo principado rajputa fundado en el siglo XVIII, está situada al pie de una fortaleza. Un lago artificial bordeado de templos la separa de los antiguos palacios de los maharajas.

Inauguración del palacio de Jagagjtit, de estilo británico y Anita Delgado, la española por quien el maharaja de Kapurtala perdió la cabeza durante la boda de Alfonso XII

 

Pocos maharajas lograron hacer una carrera política bajo el nuevo régimen y se dedicaron a coleccionar coches antiguos, jugar al polo y frecuentar los clubes de estilo británico.

¡Confío en que os haya gustado!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s