LOS RETRATOS DE FAYUM

Hoy nos aproximaremos a estas manifestaciones artísticas apasionantes. Empecemos:

Un lago inmenso, semejante a un mar interior en medio del desierto, situado a 100 kilómetros al suroeste de El Cairo, era para los antiguos egipcios, la prueba de la existencia del Nun, el océano original, mientras Heródoto atribuía su paternidad a un soberano mítico.

fayum1

Retrato funerario de hombre. Con los retratos de Fayum, la tradición funeraria egipcia aportó su conribución al arte de Próximo oriente de comienzos de la era cristiana. La enorme expresividad de estos rostros preludia el arte copto y guarda similitud con lo que más tarde será el icono bizantino. Siglo II d.J.C. British Museum, Londres.

El lago fué secándose, y la depresión de Fayum es la zona más fértil de Egipto; desde el tiempo de los faraones está unida al valle del Nilo por antiguas esclusas y los canales de Fayum y los del Nilo se comunican por norias y molinos.

fayum2

Retrato de una joven. Los 600 retratos hallados en Fayum son de una calidad desigual. Este, particularmente cuidado, es de un sorprendente realismo. Siglo II d.J.C. Museo del Louvre, París.

En los lagos pantanosos, el faraón se dedicaba a la pesca y a la caza. El dios local era el cocodrilo Sebek, venerado hasta la época romana y la región atraía a numerosos peregrinos.

fayum3

Retrato funerario de mujer sobre momia. Estos retratos que reemplazan las máscaras mortuorias de los antiguos egipcios están depositados junto a las momias o incorporados mediante bandas. Siglo II d.J.C. Museo del Louvre, París.

Tolomeo II Filadelfo fundó en ella numerosas ciudades y fué precisamente allí donde unos siglos más tarde, los habitantes de la ciudad de Sedit o Cocodrilópolis, hoy Madinat-al-Fayyum, rompieron las antiguas costumbres funerarias: en una necrópolis cercana a la ciudad se hallaron centenares de retratos, colocados como máscaras mortuorias sobre las momias del siglo I a.J.C. al siglo IV d.J.C.

fayum4

Retrato funerario de mujer. Pintura a la encáustica sobre madera. Siglos I-IV d.J.C. Museo del Louvre, París.

El rostro de los difuntos se pintaba sobre lienzo al temple o a la encáustica, según técnicas griegas, pero con un estilo que recuerda a los mosaicos romanos.

A mí me fascina el verismo y la modernidad que se aprecia en ellos.

fayum5

Retratos funerarios en las momias de dos niños. Siglos I-IV d.J.C. Museo egipcio, Berlín.

¡Confío en que os haya resultado interesante!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s