LA IGLESIA DE LA BUENA DICHA

En una calle estrecha y apretujada entre edificios de mayor altura se ubica la extraña iglesia de la Buena Dicha, un tesoro de la arquitectura madrileña que pasa casi desapercibida para el paseante.

dicha2

Imagen de archivo de la fachada.

Esta iglesia fue construida entre 1916 y 1917 por Francisco García Nava y por encargo de los marqueses de Hinojales.

García Nava optó por un estilo de lo más ecléctico para el diseño. En la fachada se mezclan estilos gótico, mudéjar y nazarí, aunque el uso del ladrillo y la estructura, compuesta de distintos volúmenes y líneas curvas, imprimen un inequívoco carácter modernista al edificio.

dicha1

Bella imagen actual

El interior de la iglesia sorprende por las fabulosas vidrieras que dotan al espacio de gran luminosidad, y por la capilla de la Virgen de la Misericordia, rodeada de un conjunto escultórico que data del siglo XVII.

Imagenes de las vidrieras, cortesía de Jaime Navas

La historia de esta iglesia empieza realmente en 1594, año en que Fray Sebastián Villoslada funda en este mismo terreno el Hospital de la Buena Dicha, e instituye una hermandad dirigida por 12 sacerdotes y 62 seglares.

Bajo la advocación a Nuestra Señora de la Concepción o de la Buena Dicha la hermandad se dedicó a atender a los pobres de la parroquia de San Martín de la que dependía.

dicha3

Parroquia San Martín

La entrada principal de esta hermandad daba a la calle Libreros, y en la parte trasera había un pequeño cementerio, conocido como el cementerio de la Buena Dicha.

Esta hermandad prestó invalorables servicios de asistencia médica durante el Levantamiento del 2 de mayo de 1808 y en el cementerio fueron enterradas heroínas de aquellos tiempos, como Clara Campoamor o Manuela Malasaña.

A finales del siglo XIX, tanto el hospital como el cementerio fueron derribados y en su lugar se construyó la actual iglesia de la Buena Dicha, que se encuentra bajo la administración de los Padres Mercedarios.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Bella imagen del interior actual

Muy cerca de la iglesia de la Buena Dicha se encuentra la calle Desengaño. Es una de las calles más antiguas de Madrid y recibe este particular nombre por la historia que encierra.

Supuestamente dos caballeros enamorados de la misma mujer decidieron batirse en duelo para resolver quien se quedaba con ella, pero una misteriosa sombra negra vino a interrumpir el duelo.

Los caballeros salieron tras la sombra, y al alcanzarla le descubrieron el rostro. Lo que vieron no fue una persona, sino un cadáver, ante el que exclamaron:” ¡Qué desengaño”!, pues en vez de un muerto, los caballeros tenían la esperanza de encontrarse con la mujer en disputa.

dicha5

Rótulo de azulejo de la calle en cuestión

Una romántica manera de terminar mi crónica de hoy, ¿No os parece?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s