SACRISTÍA DE LOS CABALLEROS

Ubicada dentro del Convento de las Comendadoras de Santiago, construido entre 1584 y 1697, la Sacristía de los Caballeros es un lugar fascinante e inesperado, pues no presenta ningún tipo de fachada que delate su interior.

sacristia1

Bella imagen general del interior

Era aquí, en la sacristía, donde antiguamente los hombres se preparaban para el nombramiento de los Caballeros de la Orden de Santiago, ceremonia que luego se celebraba en la iglesia contigua.

Este amplio salón barroco fue pintado con los tres colores de las Comendadoras, el verde, que representa los laureles, el amarillo, la tierra conquistada, y el rojo, la sangre derramada por los mártires.

sacristia2

Aproximación en la que se aprecia la policromía y el arranque de la cúpula

Pero para redescubrir los tres colores originales hubo que raspar con bisturí durante meses. El lugar era totalmente blanco y gris, primero por el capricho de un arquitecto que veía al demonio en el color, y segundo, por culpa de la peste; en una de las capas que tuvieron que raspar encontraron una inscripción con la siguiente frase: “Yo, pintor cordobés, en 1914 pinté la cal para desinfectarla de la peste”.

sacristia4

Escultura de Santiago Matamoros en detalle

La Sacristía de los Caballeros es obra de Francisco de Moradillo y fue construida entre 1746 y 1753, durante el reinado de Fernando VI. Dentro de la Sacristía todo es deslumbrante, cada detalle pictórico o escultórico, cada pequeña pieza, cuenta una maravillosa historia. Los dibujos en las paredes narran ciertos secretos de la época: se dice que las rosas de los floreros son las llamadas Rosas Luis XVI, cultivadas por primera vez el mismo año que empezaron a decorar la sacristía.

sacristia_06

Imagen de una de las pinturas

En una esquina de la sacristía se ubica también la hermosa Fuente de los Tritones, donde los futuros caballeros se lavaban antes de ser llamados por la campana que invitaba a pasar al siguiente salón, donde las monjas ofrecían un refrigerio a través de un torno para no ser vistas.

sacristia7

Imagen exterior del Convento

La campana y el torno también han sido restaurados.

Yo, que he estado allí en un par de ocasiones, recomiendo vivamente la visita. ¡OS sorprenderá!

sacristia6

La Virgen adorna esta estancia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s