MUSEO MUNICIPAL DE BOMBEROS

El Museo Municipal de Bomberos abrió sus puertas por primera vez en 1982. Es un lugar ideal para ver de cerca la evolución del cuerpo de bomberos en Madrid, desde los tiempos en que apagaban fuegos con instrumentos muy rudimentarios hasta la acualidad, con los últimos recursos tecnológicos para cumplir su labor.

bomberos7

El museo se ubica en un hangar dividido en diferentes áreas. En la zona documental se pueden ver fotografías de diversas intervenciones a lo largo del siglo XIX y una colección de extintores, mangueras , transmisores, radioteléfonos y caretas de protección respiratoria de todas las épocas.

El elemento más atractivo del museo es, sin duda, la colección de vehículos , que de tan precarios resulta difícil adivinar cómo eran capaces de apagar incendios. Muchas de las bombas de agua eran manuales, y los vehículos no contaban a menudo con un depósito de agua lo suficientemente grande para extinguir su fuego.

bomberos1

Los primeros incendios a gran escala en Madrid, que en cierta forma determinaron la creación del cuerpo de bomberos, fueron los ocurridos en la Puerta de Guadalajara y en las casas del comendador Pedro Zapata, cerca de la Plaza Mayor.

Después de estos incendios el Consejo de la Villa firmó, a mediados de 1577, el primer acuerdo sobre fuegos, que resaltó la necesidad imperiosa de reunir a un cuerpo de hombres cualificados para socorrer a la población en caso de incendio. Así, los primeros bomberos fueron albañiles, carpinteros y oficiales de obras, pues se consideró que sus habilidades manuales y físicas encajaban en la labor.

bomberos2

Gracias a este acuerdo, Madrid adquirió jeringas, cubetas de cuero, palanquillas de hierro, escaleras y garfios con picas largas, entre otros artilugios, que se pusieron a disposición de los primeros bomberos.

bomberos5

En 1618, Francisco de Villasís, corregidor en aquel entonces de Madrid, dictaminó que un grupo de 24 carpinteros, se dedicaría a “matar los fuegos” de la ciudad. Los recién nombrados “matafuegos de la Villa” recibían un salario por su labor, y tenían que estar listos para salir a apagar un incendio en cuanto oyeran un sonido específico proveniente de las campanas de las iglesias.

bomberos4

¡Confío en que os haya gustado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s