BROOKE ASTOR: FILÁNTROPA, COLECCIONISTA, NOVELISTA E ICONO DE LA ELEGANCIA

Repasando las noticias culturales, esta mañana tenía ganas de una de esas típicas historias fuera de lo común, de esas que ponen en funcionamiento las neuronas, convirtiéndote en investigadora.

De pronto ha aparecido ante mis ojos, ni más ni menos que lo que estaba buscando: Sothebys ha realizado hace escasos días una subasta de la colección de una mujer: Brooke Astor, de la cual no conocía más que el apellido, que vinculaba al mundo de la cosmética. Ávida de conocer más me he lanzado a la tarea, que trataré de compartir con vosotros.

Brooke Astor (30 de marzo de 1902- 13 de agosto de 2007) fue una filántropa estadounidense perteneciente a la alta sociedad, quien fue la presidenta de la Fundación Astor, que había sido creada por su tercer marido, Vincent Astor, hijo de John Jacob Astor IV y bisnieto del primer multi-millonario de los Estados Unidos, John Jacob Astor. Parece que toda esta rimbombante presentación le va que ni pintada a nuestra protagonista de hoy.

También fue una novelista y escribió dos volúmenes de memorias.

Roberta Brooke Russell nació en Portsmourh, New Hampshire, la única hija de John Henry Russell Jr,  quien fue comandante de la Infantería de Marina y su esposa, Cecilia Mabel Howard . Su abuelo paterno fue John Henry Russell, un almirante de la Marina de los EE.UU. Ella fue nombrada por su abuela materna, Roberta Traill Brooke MacGill Howard y fue conocida como Bobby por sus amigos cercanos y familiares.

Debido a la carrera de su padre, pasó gran parte de su niñez viviendo en China y la República Dominicana, así como en otros lugares.

Se casó con su primer marido, John Dryden  Kuser , poco después de su decimoséptimo cumpleaños, el 26 de abril de 1919, en Washington, DC.

“No recomendaría a los jóvenes ,casarse”, dijo más tarde. “A la edad de dieciséis años, las personas no están cuajadas todavía. La primera persona que miras, te enamoras y te casas.”

Su marido, fue hijo del financista y conservacionista coronel Anthony Rudolph Kuser, ynieto de el Senador john F. Dryden.

“Los peores años de mi vida”, fue como Brooke describió su primer matrimonio tumultuoso, que termino en divorcio por el abuso físico de su marido, presuntamente debido al alcoholismo y el adulterio.

Según Frances Kiernan,escritor de la biografía de Brooke, cuando Brooke tenía seis meses de embarazo del único hijo de la pareja, su marido se rompió la mandíbula durante una pelea conyugal. “Aprendí sobre costumbres terribles de la familia de mi primer marido” le dijo a The New York Times. “Ellos no saben cómo tratar a la gente.”. Al año de matrimonio, según un informe publicado durante el procedimiento de divorcio, Dryden Kuser comenzó a avergonzarla en las reuniones sociales,… le dijo que ya no la amaba y que su matrimonio fue un fracaso.

Con su primer marido. Tenían un mono.

Astor tuvo un niño con Dryden Kuser, Anthony Kuser Dryden nacido en 1924

En junio de 1929, Kuser acuso a su esposa de abandono matrimonial.

Después de esperar la culminación con éxito de su campaña senatorial de Nueva Jersey, ella solicitó el divorcio el 15 de febrero de 1930 en Reno, Nevada, el cual fue sentenciado ese mismo año.

Su segundo marido, con quien se casó en 1932, fue Charles Henry “Buddy” Marshall. Era el socio principal de la empresa de inversión Butler, Herrick& Marshall.

Brooke escribió más tarde que el matrimonio era “un partido de gran amor.”

Ella tenía dos hijastros por el matrimonio, Peter Marshall y Helen Marshall de Huntington.

En 1942  Anthony Dryden Kuser, entonces de 18 años, cambió su nombre a Anthony Marshall Dryden. No está claro si fue o no adoptado formalmente por su padrastro.

En 1953, once meses después de la muerte de Charles Henry Marshall, se casó con su tercer y último marido, Vincent Astor, quien fue presidente de la junta directiva de la revista Newsweek y el último miembro de de la familia Astor.

Fue el hijo mayor de John Jacob Astor IV  víctima del Titanic y su primera esposa, se había casado y divorciado dos veces antes y era conocido por tener una personalidad difícil.

“Vincent Tuvo una infancia terrible, y como resultado, tuvo momentos de profunda melancolía,” Brooke recordó. “Pero creo que me hacía feliz. Por eso me propuse hacerle reír, algo que nadie había hecho antes.

“Debido a su fortuna, Vincent sospechaba de todas las personas, ese mal traté de curarselo”.

De acuerdo con una historia en los círculos de la sociedad, Astor acordó divorciarse de su segunda esposa, Minnie, sólo después de que había encontrado a una cónyuge de reemplazo.

Durante su breve matrimonio con Astor, a quien llamó “el capitán”, Brooke participó en su inmobiliaria el negocio hotelero y sus acciones filantrópicas.

Entre 1954 y 1958, redecoro una de sus propiedades, el Hotel ST Regis, que había sido construido por su suegro.

 El St. Regis.

A pesar de que recibió varias propuestas de matrimonio después de la muerte de Vincent, decidió no volver a casarse. Ella comento “Yo tendría que casarme con un hombre de una edad adecuada y no es fácil. Francamente, creo que soy incasable ahora”, ella dijo en una entrevista en 1980, cuando tenía 78. “Estoy demasiada acostumbrada a tener las cosas a mi manera. Pero todavía puedo disfrutar de una coquetería de vez en cuando”.

En sus labores filantrópicas.

A pesar de que fue nombrada miembro de la junta directiva de la Fundación Astor poco después de su matrimonio, tras la muerte de Vincent en 1959, se hizo cargo de todas las instituciones filantrópicas que dejó su difunto esposo. A pesar de la liquidación de la Fundación Astor en 1997, continuó participando activamente en organizaciones de caridad y en la vida social de Nueva York. La Biblioteca Pública de Nueva York  fue siempre una obra de caridad favorita.

Como resultado de su trabajo de caridad, Astor fue galardonada con la Medalla Presidencial de la Libertad en 1998.

El lema de su vida esta resumida en las siguientes palabras: “El dinero es como el estiércol, no vale la pena a menos que se reparta.”

Su residencia en Westchester.

Entre muchas otras organizaciones, participó en “ Lighthouse for the Blind”, la Asociación Central de Maternidad, la Casa Astor para los niños con trastornos emocionales, el Comité Internacional de Rescate, el Fondo de aire fresco, y Mujeres auxiliares de la Sociedad del Hospital de Nueva York.

Apartamento de Park Avenue.

La sofisticación que impregnó la vida personal de la millonaria y filántropa neoyorquina Brooke Astor se ofreció al público a través de los cuadros, las figuras de porcelana o las esculturas de bronce con las que decoró sus residencias y que se subastaron ayer en la Gran Manzana.

Hasta 1.500 obras de arte, muebles o joyas de la acaudalada neoyorquina (1902-2007) fueron puestas a la venta por la casa de subastas Sotheby’s, que acercó de este modo el estilo y la belleza que rodeó a Brooke Astor, presentes, por ejemplo, en un óleo del pintor orientalista John Frederick Lewis (1804-1876), que se vendió por 1,594 millones de dólares (1,23 millones de euros).

Ésta fue la pieza que alcanzó un precio más elevado de todas las que se ofrecieron y que sumaron una recaudación de 8,7 millones de dólares (6,7 millones de euros)

Uno de los artículos más cotizados fue otra obra de arte, en este caso un dibujo del paisajista veneciano Canaletto (1697-1768), que se vendió por 1,2 millones de dólares (927.240 euros), el doble del precio en el que estaba valorado.

La afición de Astor por el arte la hizo atesorar a lo largo de su vida, tanto en su lujoso apartamento de Park Avenue como en su finca del condado de Westchester (Nueva York), decenas de pinturas, entre las que figuraban varias de Tiepolo, una de las cuales se vendió por 722.500 dólares (558.275 euros).

Uno de los Tiépolos.

Esta pasión por las artes decorativas se encarnó también en piezas de porcelana y de laca orientales, algunas de la dinastía Qing, que alcanzaron un precio de 200.500 dólares (154.926 euros), así como espejos pintados, por los que se pagaron hasta 194.500 dólares (150.290 euros), o jarrones japoneses del siglo XVII, que no se quedaron atrás, con un valor de 170.500 dólares (131.728 euros)

Ese mismo precio alcanzó una figurita de bronce tibetana, fechada entre los siglos XIV y XV, que superó así con creces todas las expectativas, ya que estaba tasada únicamente en 12.000 dólares.

Gran parte de esta colección de arte oriental fue adquirida durante los años en los que Astor vivió en Pekín junto a su padre, el general John Russell.

Otra de las grandes motivaciones de la multimillonaria,fueron los animales, lo que se plasmó en sus cuadros, en los que los perros se convirtieron en una temática recurrente, o en esculturas y figuritas.

Un exponente de esto es una pequeña pieza de bronce y mármol, obra de Herbert Haseltine, que representa a un cerdo y cuyo precio ascendió a 50.000 dólares.

Tampoco faltaron en la subasta artículos de diversos juegos de vajilla y cubertería de plata, así como abundantes piezas de mobiliario entre los que figuraban mesas y butacas estilo Luis XVI, múltiples relojes, candelabros o un retrato de la propia Astor, que se vendió por 22.500 dólares.

Una parte importante de la venta la engrosan las piezas de joyería que tan características fueron a la filántropa, célebre por sus generosas obras de caridad y su compromiso con causas benéficas, por ejemplo, un collar de esmeraldas y diamantes o un anillo engastado con las mismas piedras preciosas.

Otra de las alhajas más sobresalientes es un broche de diamante, coral y rubí con forma de león inspirado en las esculturas que flanquean la Biblioteca Pública de Nueva York, una de las instituciones que se beneficiarán de lo recaudado en la subasta, junto al Museo de Arte Metropolitano, las escuelas de Nueva York o el Animal Medical Center.

Después de su fallecimiento, la herencia de Astor fue causa de gran controversia, hasta el punto de que su único hijo, Anthony Marshall, fue condenado en 2009 a tres años de cárcel por haber estafado a su madre en sus últimos años de vida, aprovechando que padecía mal de Alzheimer.

Gran mujer, y curiosa historia sobre la que bien podrá hacerse una serie de televisión del estilo de Downton Abbey, ¿No os parece? ¡Espero que os haya gustado!

Anuncios

DE LO REFERIDO A LAS SUBASTAS, SU ORIGEN, ENTRESIJOS Y OTRAS CURIOSIDADES

Desde que empezó mi pasión por el Arte y su mundo, hace ya de ello casi veinticinco años, este mundo de las subastas siempre me ha fascinado. Los medios de comunicación de nuestro tiempo nos sorprenden cada día con adquisiciones millonarias, y, gracias a internet, del cual celebramos el día hoy, nos abren “ventanas virtuales” para asomarnos a lo que se produce en escenarios alejados de nosotros, tales como Nueva York, Londres, o últimamente el “gigante asiático” Beijing, que está ganando enteros, habiendo llegado a superar a Estados Unidos la última temporada.

Subasta de pintura tradicional bate récords en PekínImagen facilitada por Poly Auction, la principal casa de subastas china, que recaudó en su cita de primavera en Pekín 5,9 millones de dólares

Las “tres grandes” Casas de Subastas a nivel mundial de nuestro tiempo, Christies, Sothebys , y la china Poly Auction, siguen moviendo cifras millonarias en época de crisis. Paradójicamente hay un boom en compras, sobre todo de autores modernos y contemporáneos, que pulverizan récords, y hacen correr ríos de tinta en prensa escrita y digital.

Como me gusta “bucear” en los orígenes voy a compartir cosas que he ido descubriendo de las dos Casas de Subastas que más presencia tienen en el mundo y que nacieron en el Reino Unido, uno de los países más preocupados en guardar, y coleccionar objetos, curiosidades y obras de arte de cara a honrar y preservar el pasado. En ello tienen un mimo exquisito, con pocas comparaciones. El preservar tradiciones ancestrales lo consideran tarea prioritaria. Ello se vé reflejado en todos los ámbitos de su cultura

 CHRISTIES

Fue fundada en Londres, Inglaterra, el 5 de Diciembre de 1766 por James Christie. Christie’s consiguió crearse rápidamente una reputación entre las casas de subasta británicas, aprovechando el gran momento que la capital británica vivió en los años siguientes a la Revolución Francesa respecto al comercio de obras de arte.

Una de las primeras sesiones de 1808.

Christies fue una empresa pública desde 1973 hasta 1999, fecha en que se convirtio en propiedad privada por el francés Françoise Pinault.  En septiembre de 2010, el ex presidente Rodale Steven Pleshette Murphy asumió el cargo como director general, convirtiéndose en el primer consejero delegado estadounidense en la historia de la casa de subastas.

La principal sala de ventas de Christies en Londres se encuentra en King Street en St. James, donde empezaron en 1823. Tiene una segunda sala de ventas  ubicada en South Kensington, que abrió sus puertas en 1975 y se encarga principalmente el mercado medio pero es una de las salas más activas en el mundo de subastas. En septiembre del 2011 exsisten 53 oficinas en 32 países, incluyendo Nueva York, Los Ángeles, París, Ginebra, Amsterdam, Moscú, Viena, Buenos Aires, Berlín, Roma, Corea del Sur, Milán, Madrid, Japón, China, Australia, Hong Kong, Singapur, Bangkok, Tel Aviv, Dubai, Houston y Ciudad de México.. En 1995, Christie se convirtió en la primera casa internacional de subastas para exhibir obras de arte en Beijing, China.

Sesión en Beijing.

Christie’s ha llegado en los últimos años a subastar obras y objetos personales de creadores y personalidades como Van Gogh, Picasso, Da Vinci, Rembrandt, Napoleón Bonaparte, Yves Saint Laurent y Lady Diana, así como obras consideradas patrimonio cultural de la humanidad, por lo que está siendo muy cuestionada. Entre esas obras se encuentran objetos precolombinos de inmenso valor cultural, que se subastan a coleccionistas particulares

Carta de amor de Napoleón a Josefina, y objetos precolombinos a subasta.

Sus top ventas de Mayo han sido una acuarela preparatoria de ” Jugadores de  cartas” acuarela de Paúl Cezanne, vista por última vez en público en 1953, y “Peonías” Una naturaleza muerta de Henri Matisse. Alcanzaron la cifra de 15 millones cada una. No está nada mal para los tiempos que corren.

Jugadores de Cartas

Peonías

En el apartado de joyas( que siempre me encanta) han destacado por la venta de un raro diamante rosa, perteneciente a la colección de joyas de la heredera americana Huguette Clark (1906-2011) que constaba de diecisiete piezas diseñadas por firmas como Cartier, Tiffany y Dreicer, y que alcanzaron un precio total de 20,8 millones de dólares.

El anillo con el diamante rosa incrustado. | Efe

El diamante en concreto ha alcanzado el récord de 15.7 millones de euros. Está montado en un anillo de la Belle Époque por la joyería francesa Dreicer & Co. alrededor de 1910. ¡Es maravilloso!

SOTHEBYS

Su orígen fue Baker’s, que se fundó en Londres el 11 de marzo de 1744, cuando Samuel Baker presidió la liquidación de los “varios cientos de valiosos y raros” libros de la biblioteca de Sir John Stanley. Durante muchos años, ofreció las más grandiosas y completas bibliotecas procedentes de las figuras y personalidades más importantes e inminentes del planeta. Pronto decidió inclinarse hacías las bellas artes en general. Su primer gran éxito en este campo está la venta de una pintura de Frans Hals por 9.000 guineas en 1913. La empresa con su nombre actual se remonta a 1804, cuando dos de los socios originales de la empresa (Leigh y Sotheby) decidieron establecer su propia firma de distribución de libros

Sir John Stanley.

Hoy en día, la empresa tiene un volumen de negocios anual de aproximadamente tres mil millones de dólares en sus oficinas en New Bond Street , en Londres y York Avenue en Nueva York. Esta posición de poder se ha logrado por su crecimiento natural, por las adquisiciones y sobre todo la suma en 1964 de la más grande casa de subastas de Estados Unidos, Parke Bernet.

Han sido noticia por las subastas de una versión de El Grito de Munch, por 91 millones de euros, récord que pulverizó todos los existentes hasta entonces, en una puja que duró más de doce minutos.

¡Adjudicado!

Chica durmiendo,  “la obra más deseada de Liechtenstein al haber permanecido en manos privadas desde que se pintó, en 1964, muestra a una joven rubia con la que se perpetúa “la tradición pictórica de representar figuras femeninas, seguida por otros contemporáneos como Picasso, Brancusi o Modigliani”.

Esta obra, que el experto de Sotheby’s definió como un “icono de belleza”, alcanzó un precio de martillo de 34 millones de euros, tras una prolongada batalla entre dos pujantes anónimos, y por la que el vencedor terminó pagando 44,8 millones incluidas comisiones, un nuevo récord para una obra del estadounidense en una subasta

Los coleccionistas siguen locos con el Pop Art. A mí me encanta!

“Figura escribiendo reflejada en el espejo”, en la que Bacon (1909-1992) compendia sus más importantes temas y su peculiar iconografía, se vendió por 25,4 millones. Las dos están sobre estas líneas.

En el apartado de joyería han tenido en su Casa De Ginebra una Magna Subasta de las más de 700 joyas pertenecientes a colecciones privadas

Ha habido dos claras protagonistas en esta subasta: La espectacular tiara Murat todo un tesoro de la joyería, ha sido una de ellas.

Diseñada en 1920, se trata de una joya llena de historia, obra del prestigioso maestro joyero parisino Joseph Chaumet. Se creó para Yvonne Gilliois, con motivo de su boda con el príncipe Alexandre Murat, pariente de Carolina Bonaparte, hermana de Napoleón I. Fue un encargo ordenado al maestro Chaumet por el príncipe Murat y su esposa, quienes le hicieron entrega de tres grandes perlas en forma de pera, la central pesa alrededor de 300 gramos, para que creara esta diadema, también adornada con diamantes y rematada con platino

nullTiara Murat.

Otra de las piezas estrella de esta subasta ha sido el diamante Beau Sancy, una piedra preciosa que ha pertenecido a cuatro casas reales. Supuestamente encontrada en alguna mina de lo que es hoy el estado indio de Andhra Pradesh fue adquirida en la segunda mitad del siglo XVI en Constantinopla por el diplomático y agente financiero Nicolas Harlay de Sancy, que la vendió a Enrique IV Rey de Francia. El monarca la adquirió como obsequio para su mujer, María de Médicis, quien la utilizó en 1610 en la ceremonia de su propia coronación.

nullEl Beau Sancy

La historia del Beau Sancy empezó allí y lo llevó hasta la familia imperial de Prusiacuatrocientos años después, después de haber pertenecido a las familias reales de Francia, de Inglaterra y a la Casa de Orange de los Países Bajos. La piedra preciosa llegó luego a Inglaterra para fortalecer alianzas entre la Casa Real Inglesa y la de Orange, para pasar en 1702 a ser propiedad de Federico I de Prusia, quien la convirtió en el ornamento principal de su corona. El diamante ha pasado desde entonces de generación en generación dentro de lacolección de la Casa de Prusia hasta ser heredada por quien era hasta ahora su propietario, el príncipe Jorge Federico de Prusia. Se considera que ésta es la piedra preciosa más antigua e importante en llegar al mercado del arte, lo que ha contribuido a que alcanzara los 7,6 millones de euros en subasta. 

La Reina y su joya.

En cuanto a Poly Auction hay pocos datos de esta casa que tiene pocos años de historia. busca coleccionistas de arte chino en el mundo que quieran deshacerse de sus “tesoros” para atender la demanda de su pujante mercado interno que en 2011 lideró el negocio mundial. Y es que los chinos y su mercado del arte avanzan a pasos de gigante!!

Espero que os haya resultado interesante. ¡Hasta la próxima!