MODERNISMO Y CATALANISMO

Hoy nos aproximaremos a esta expresión artística.

El modernismo fue el el lenguaje arquitectónico adoptado por la burguesía industrial barcelonesa , y de él se quiso hacer la expresión artística del catalanismo.

modernismo1

La canción popular. Grupo escultórico obra de Miguel Blay, en la fachada del Palacio de la Música catalana: bajo la figura de San Jorge, patrón de Cataluña, aparecen campesinos y pescadores, que han mantenido viva la llama de la tradición y la lengua catalanas. Barcelona.

Quizá el arquitecto Josep Puig y Cadafalch fué quien mejor simbolizó la relación entre el modernismo y catalanismo.

Las obras de su primera época- la casa Amatller (1898-1900), el palacio Macaya (1899-1901) o la casa Terrades (1903-1905)- constituyen una muestra del modernismo historicista, que incorporaba elementos formales de la Edad Media, una época de esplendor para Cataluña; por otra parte Puig, destacado político de la Lliga, colaboró en La renaixença y La veu de Catalunya, además de ser diputado en 1907 por Solidaridat catalana y presidir la Mancomunidad de Cataluña entre 1917 y 1924.

modernismo4

Fábrica textil Casarramona, al pie del Montjuic, construida por Puig y Cadafalch en 1911. El modernismo recurrió a los productos industriales (ladrillo, hierro, piedra artificial) para levantar muros que luego serían cubiertos mediante un exuberante despliegue de artes aplicadas.

Barcelona se pobló de edificios modernistas. Antonio Gaudí i Cornet realizó obras como la Casa Batlló (1905-1907), la casa Milà (1905-1910), más conocida como La Pedrera, o el parque Güell (1900-1914), al tiempo que trabajaba en la Sagrada Familia.

modernismo3

Plafón de cerámica de la bóveda de la Sala hipóstila del Parque Güell. En su origen el parque fue una ciudad-jardín proyectada por Gaudí por encargo de su mecenas y amigo, el industrial catalanista Eusebi Güell i Bacigalupi. La urbanización fracasó como tal y el ayuntamiento barcelonés compró los terrenos, que convirtió en parque.

Lluís Domenech i Montaner construyó entre otros edificios, el hospital de la Santa Cruz y San Pablo (1902-1912) y el Palacio de la Música catalana (1905- 1908).

modernismo2

Figuras femeninas del mosaico del Palacio de la Música catalana. LA construcción de este edificio fue encargada a Domènech por el Orfeó catalá, fundado en 1891 con el propósito de recuperar la música tradicional catalana e interpretar grandes polifónicas internacionales. 1906. Lluís Bru. Palacio de la Música catalana. Barcelona.

Al desarrollo del modernismo contribuyó el mecenazgo de los sectores más pujantes de la burguesía barcelonesa.

Todo ello fué propiciado por la innegable situación estratégica de la ciudad, que era un punto de entrada esencial a los nuevos avances y a las nuevas tendencias artísticas del exterior.

modernismo5

Chimeneas y respiradores en el terrado de la Casa Milá, conocida como la Pedrera, cuyo desarrollo formal corresponde a la idea de Gaudí- muy religioso- de que la línea curva, dominante en la naturaleza, era obra de Dios, en tanto que la recta lo era del hombre.

¡Confío en que os haya resultado interesante!