LAS DAMAS IBÉRICAS

Hoy mi crónica irá dirigida a este insólito grupo de damas escultóricas. Empecemos:

En 1897 fue descubierta la Dama de Elche, a quien los aldeanos del lugar bautizaron como “la reina mora”. Se trataba probablemente de una escultura sedente, pero falta la mitad inferior.

damas2

La Dama de Elche. Museo Arqueológico Nacional Madrid.

Aunque no son muy numerosas, han aparecido esculturas ibéricas femeninas, como la Dama del Llano de la Consolación, o la Gran Dama oferente del Cerro de los Santos.

damas4

Gran Dama oferente del Cerro de los Santos. Esta pieza extraordinaria muestra en todo su esplendor la riqueza del vestuario femenino ibérico y el complejo tocado con que se adornaban ls mujeres de las clases altas. Siglos IV-II a.J.C. Montealegre del Castillo, Albacete. Museo Arqueológico Nacional. Madrid

Hasta el descubrimiento de la Dama de Baza en 1971, estas esculturas fueron objeto de interpretaciones muy dispares.

DAMA IBERICA MITRADA OFERENTE CON MANTILLA - SIGLOS II-I AC - PROCEDENTE DEL CERRO DE LOS SANTOS (ALBACETE).

Dama mitrada oferente. El estudio de la estatuaria ibérica en piedra- siempre se utilizaba caliza de canteras locales- ha llevado a especular sobre la existencia de dos tipos de talleres: unos de carácter culto y otros populares. Siglos II-I a.J.C. Museo Arqueológico Nacional, Madrid.

damas6

Dama mitrada procedente de Collado de los Jardines. El desarrollo de la metalurgia del hierro no significó el abandono del bronce, que se reservó para otros objetos que fuesen armas y herramientas de trabajo, como el exvoto que aquí se reproduce. Siglos IV-IIIa.J.C. Museo Arqueológico Nacional. Madrid.

damas7

Portadora de vaso. Este relieve en piedra caliza se debía hallar en la esquina del muro de un monumento funerario: en la otra cara del bloque de piedra en que fue tallada, tal como vemos, se observa otra figura.Siglos III-II a.J.C. Osuna, Sevilla. Museo Arqueológico Nacional, Madrid.

El estudio de la Dama de Baza, hallada durante las excavaciones de la necrópolis bastetana de Baza (Granada), fechada en la primera mitad del siglo IV a.J.C, ha permitido determinar que las esculturas femeninas sedentes estaban destinadas a servir como urnas cinerarias.

Algunos elementos de su atuendo, como los vestidos, son indígenas, y recuerdan los mantos de vivos colores que usaban las nativas, citados por Estrabón, mientras que el modelo del trono procedía del Mediterráneo oriental.

damas1

Dama de Baza. En algunas zonas de la Basetania o de Turdetania se construyeron tumbas de cámara de origen orientalizante. Podían ser colectivas o individuales, como en este caso de la Dama de Baza, perteneciente a un rey o a un gran personaje; el trono es una urna cineraria. Siglo IV a.J.C. Museo Arqueológico Nacional. Madrid

En la sociedad ibérica la mujer debía de desempeñar un importante papel en los ámbitos familiar y religioso, como se deprende de la riqueza de algunas tumbas femeninas, o de las numerosas representaciones de figuras femeninas.

damas3

Dama sedente procedente del Cerro de los Santos en Montealegre del Castillo, Albacete. Siglos IV-II a.J.C. Museo Arqueológico Nacional. Madrid

Tenemos la fortuna de encontrar gran parte de ellas en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid.

¡Confío en que os haya resultado interesante!

 

Anuncios