UNA NOCHE EN STEAK BURGER CON LARA DIBILDOS

El Martes 5 de abril tuvo lugar el último Encuentro Bazar, organizado por Bazar Me lo Pido, sección imprescindible de La Luna de Metrópoli. Ya estamos acostumbrados a que su coordinadora, Ana Zuazo, lleve a gente muy interesante a estos encuentros, cuyo objetivo es conocer e indagar en la personalidad del invitado en cuestión. bazar1

En esta ocasión la invitada era Lara Dibildos. De estirpe de artistas, mi expectación ante el hecho de conocerla era grande, tras haberla visto en la crónica social de nuestro país. Mis expectativas se vieron compensadas con creces al conocerla. Dulce, guapísima, encantadora, tiene una personalidad que cautiva y atrapa desde el minuto 0.

Nos contó Lara que su vida es la interpretación, que le fascina la comedia, y sbazar4eguirá haciendo ese tipo de trabajo mientras le queden fuerzas.

Entre las múltiples anécdotas que fue desgranando mientras transcurría la velada nos contó con esa dulzura especial que en una de sus obras se caracterizaba como anciana en tan sólo cinco minutos, con impactante resultado.

Del padre de su hijo mayor, Álvaro Muñoz Escassi, invitado de otro de los Encuentros Bazar, dijo que le unía a él una excelente relación, y que quizá le conoció en un momento equivocado de su vida.bazar5

Tras haber interpretado sobresalientemente a Miss Brent en Diez Negritos, junto a Antonio Albella (al que tuve el privilegio de conocer al asistir al teatro) se encuentra inmersa en la preparación de una obra que, según nos contó, tendrá música y varias sorpresas. Ahora presta también su imagen a una firma de ropa, polifacética e inquieta como es.bazar6

En cuanto a Steak Burger, nos trataron a cuerpo de reyes, desplegando todo su buen hacer en las hamburguesas y muchas otras delicias que degustamos como se merecían. Para muestra dejaré unos “botones” en forma de imagen, que como sabéis siempre vale más que mil palabras.bazar5

Gracias mil a Ana Zuazo, sin cuyo trabajo y tesón estos encuentros no podrían tener lugar, gracias a Lara, por su irresistible encanto, a Steak Burger por la atención, y a La Luna de Metrópoli. Conseguisteis de nuevo que la magia fuera posible

bazar2

UNA NOCHE EN EL ASTORGANO CON EL BUEN GUSTO DE VALECUATRO4

El pasado martes vivimos una velada inolvidable, dentro del marco de los Encuentros Bazar Me lo Pido. Era el primero de la temporada, y para él, Ana Zuazo, la creadora de estas reuniones eligió un lugar estupendo: El Astorgano.

Una imagen del local

Se abría fuego en el curso actual con el buen hacer de la joven firma de ropa Valecuatro. El alma máter de la misma, Rodolfo Marchisio, asistió al encuentro muy bien acompañado por Azucena, la jefa de ventas, y Alvaro Muñoz Escassi, la imagen pública de la marca.

Rodolfo nos comentó que, coincidiendo con el corralito, en 2002 trajo a España en plena crisis en su país de origen, Argentina, las primeras prendas de la marca, unos cinturones. Sin seguridad ni perspectivas previas, este producto fué arraigando en el público español, sobre todo a raíz de los Juegos Mundiales ecuestres, que tenían lugar en Sevilla. Eran entonces sólo 2 personas en la oficina.

Comenzaba la charla

Este éxito inicial le permitió ampliar la partida entre los años 2004 y 2005. Eran ya un valor en alza, y en los stands comenzaron a pedirles una diversificación de producto, haciendo hincapié en camisas y polos.. Rodolfo es un hombre tranquilo, equilibrado, encantador, y la conversación fluyó de forma amena y agradable. En principio él diseña cada parte de las camisas. todo bajo tres premisas fundamentales: calidad, diseño, y precio.

Un detalle de las camisas

Su estructura es la justa. Hoy día y en un tiempo bastante récord tienen 150 puntos de venta, que van siempre funcionando. hoy se encuentran zapatillas, alpargatas, zapatos de sport, monederos, carteras..que se venden tanto en España como en Portugal.

Preguntado acerca de quién confió su dinero a este proyecto fué contundente. no le ayudaron ni los amigos ni los bancos. Fueron los proveedores los que fueron confiándoles su dinero, viendo cómo funcionaba la empresa.

Álvaro Muñoz Escassi, sobre el que tantos ríos de tinta se han vertido, es un hombre sencillo, directo, y sumamente encantador. Es la imagen pública de la firma, y está presente siempre en las inauguraciones y eventos donde Valecuatro es presentada. Como anécdota contó que a los 18 años y con 500 pesetas se marchó a abrirse camino a Alemania en el mundo del caballo, y que allí estuvo en coma. Lo increíble fué el desparpajo y naturalidad con que iba desgranando su historia, digna de cualquier libro, y ante la cual estábamos con la boca abierta. Como narrador de historias no tiene precio.

Álvaro en plena charla

Tuvieron el detallazo de obsequiarnos con un monedero de la marca, el mío de color azul, mi preferido.

Tras la charla comenzó el recital gastronómico del Astorgano: croquetas de boletus, humus, lengua…y mil y una delicias más satisfacieron los paladares más exigentes. También nos regalaron una cuchara de palo del restaurante.

Pequeño documento gráfico de las delicatessen del Astorgano

¡Como chicas con cuchara nueva!

Desde aquí quiero desear a Valecuatro que sigan sus éxitos y que todos los veamos. Para ello, y como broche final Rodolfo nos dió la clave para que triunfe cualquier negocio, o idea: hay que tener aptitud y actitud.  Ambas son dos pilares fundamentales, dos patas sólidas, que hacen que la mesa se mantenga estable.

Gracias a Ana por organizar estas veladas. Son cada vez más necesarias en esta sociedad.  Gracias a Rodolfo, Azucena y Álvaro, gracias al Astorgano por acogernos como si estuviéramos en nuestra casa. Loe Encuentros Bazar han empezado el curso 2014/2015 por la puerta grande.

El feliz grupo de la noche