PETRA, LUGAR ETERNO

Hoy mi crónica irá sobre esta joya mágica y misteriosa de la lejana Jordania. Empecemos:

La ciudad de Petra había caído en el olvido hasta que en 1812, Burckhardt, un suizo convertido al islam, la descubrió al ir en peregrinación a la Meca por el desfiladero de Sikh, cerca de la aldea de Uadi Musa (el “torrente de Moisés”).

petra 1

Templo El Deir, en Petra. Esta construcción es característica del sincretismo arquitectónico de Petra, en el se mezclan rasgos orientales, alejandrinos y corintios. Se trata del santuario del rey Obodas, divinizado por su pueblo después de la victoria sobre los sirios hacia el 85 a.J.C.

La presencia de tribus nómadas semitas en la península arábiga está atestiguada desde el siglo IV a.J.C. Algunos árabes formaban parte de los ejércitos de Jerjes, y los griegos describen a los árabes “escenitas” (que viven bajo la tienda) del desierto, y que son antepasados de los beduinos actuales.

Los árabes, instalados en los oasis, sufrieron con mayor intensidad las influencias exteriores.

petra2

Interior de una tumba en Madein Saleh (Arabia Saudita), otra ciudad nabatea en la ruta de las caravanas. Los escultores y arquitectos de esta ciudad, como los de Petra, se inspiraron en el arte grecorromano, y también en el egipcio, más geométrico y sobrio.

Este fue el caso de las tribus que en el siglo VI a.J.C expulsaron a los edomitas de su territorio, que corresponde a la actual Jordania y fundaron el reino nabateo, entre el mar muerto y el golfo de Aqaba.

petra3

Gran teatro romano de Petra. En 64 a.J.C, con la creación de la provincia romana de Siria, los romanos trataron de ejercer su influencia en Petra. Capital de los nabateos y etapa en la ruta de las especias. Petra no quedó incluida en la provincia romana de Arabia hasta 106 a.J.C. , aunque numerosos romanos ya residían en ella con anterioridad a esta fecha. Fines del siglo I. A.J.C.

Su capital era una etapa importante en la ruta que unía el mar Rojo con el Mediterráneo.

Los soberanos de la dinastía de los Aretas, fieles aliados de Roma, consiguieron hacerse designar reyes de la Siria romana y se proclamaron “tiranos de los árabes” hasta que su reino fue anexionado al Imperio , y se convirtió en el reino de Arabia en 106 a.J.C.

petra3

 

Petra. Detalles de la fachada de un templo funerario. Según el geógrafo griego Estrabón, la capital de los nabateos debe su nombre (Petra significa “roca”) a su situación: un paraje rodeado de una verdadera muralla de rocas cortadas a pico que constituía un oasis de verdor  en medio de un paisaje desértico que se extiende hasta Judea.

 

Una ciudad anclada en el pasado, mágica y fascinate, que sigue atrayendo a miles de turistas a ella.

¡Confío en que os haya resultado tan interesante como a mí!