EL ARTE ÁRABE-NORMANDO

Hoy nos acercamos a este maravilloso arte.

Los árabes se apoderaron de Sicilia en 831 y, durante su mandato, la isla alcanzó su máximo apogeo cultural y económico.

normando1

Detalle del techo de la Capilla Palatina de Palermo. El abigarramiento no figurativo del artesonado y de los arabescos es heredero directo del arte islámico, tan importante en Sicilia como el bizantino.

Los invasores musulmanes llevaron consigo su sentido comercial y su genio arquitectónico, de modo que, al poco tiempo, la isla se cubrió de blancas ciudades con mezquitas y palacios, y, en cuyos patios interiores se podía oír el rumor del agua de los surtidores.

normandos2

Capilla palatina de Palermo. Los normandos le agregaron en el siglo XII al palacio construido por los árabes sobre las ruinas de una fortaleza romana. Al fondo un mosaico bizantino.

Sicilia tenía toda la apariencia de un paraíso, tanto más cuanto más cristianos y musulmanes convivían en armonía. En 1702 la isla cayó en poder de los normandos, quienes pese a que sostuvieron sangrientas luchas para extender su poder, no se cerraron a la cultura árabe.

normando3

Ábside de la catedral de Palermo, reformada a finales de la Edad Media. Su construcción se inició en 1170 sobre el lugar de una Basílica del siglo VI transformada en mezquita.

Por el contrario adoptaron algunas de sus costumbres como los vestidos de satén y los harenes, y adoptaron a sus propias necesidades la arquitectura de sus predecesores.

Así nació el arte árabe-normando, cuyo más bello testimonio es el palacio de los normandos en Palermo, construido por los árabes en el siglo IX, y transformado en el siglo XII.

normandos6

El techo de su capilla, como es típico en el arte musulmán, está formado por estalactitas o mocárabes, mientras los muros, la bóveda y el ábside están cubiertos por mosaicos que representan la vida de Jesucristo y las inscripciones en griego y en latín atestiguan la diversidad de las nacionalidades de los que trabajaron en esta obra maestra.

normndos5

Personajes con turbante ante una mesa de juego.Siglo XIII. Capilla Palatina de Palermo.

Otros enclaves maravillosos y fascinantes que merece la pena conocer.

normandos4

Claustro de la Catedral de Monreale, que formaba parte de un monasterio benedictino. Sus arcadas están sostenidas por 228 esbeltas columnas.. Siglo XII.

¡Espero que os haya gustado!