LOS RITOS FUNERARIOS DEL NEOLÍTICO

Hoy nos aproximaremos a este tema fundamental de la prehistoria. Empecemos:

Las primeras tumbas fueron excavadas por el hombre de Neanderthal hace 50.000 años; durante el neolítico las prácticas funerarias se hicieron más complejas. Los neandertales depositaban al difunto en una fosa, ofrendas como flores y cuernos de íbice..

neolitico1

Cráneo de Jericó. Está cubierto de arcilla de color carne y tiene dos conchas incrustadas en las cuencas oculares. Los huesos de la bóveda craneal están al descubierto, probablemente llevaban un tocado. 6000-4000 a.J.C. Museo de Prehistoria, Amman.

Las sepulturas de grupos sedentarios, más ricas, son prueba de que se daba en ellos una relación intensa entre el mundo de los vivos y de los muertos.

La mayor parte de los muertos eran enterrados, aunque la incineración se conoció tempranamente; sin embargo nunca fue práctica mayoritaria salvo en algunas regiones como en Irlanda antes del II milenio a.J.C.

neolitico3

 

Ídolo de terracota. De sorprendente modernidad, pertenece a la civilización del grupo de Vinca. Está civilización, que se desarrollo cerca de Belgrado, se extendió a Rumanía. V-IV milenio. Museo de Historia de Bucarest.

Los muertos se enterraban en posición fetal o acostados boca abajo. Casi todos los poblados contaban con un cementerio, un espacio reservado a los muertos, separado del de los vivos.

neolitico6

Esqueleto de Pontcharraud. En este yacimiento 70 sepulturas encerraban cuerpos que fueron inhumados en solitario o colectivamente en posición fetal o acostados boca abajo. Las tumbas contenían útiles de piedra, cerámica y alfarería procedentes de Italia. IV milenio a.J.C.

En Anatolia, los muertos se mezclaban con la tierra para construir casas. Unos 3 500 años antes de la era cristiana aparecieron las primeras sepulturas colectivas, probablemente familiares; la jerarquía social se reflejaba también en las tumbas: las de los jefes se distinguen del resto por objetos suntuosos.

neolitico4

Máscara de roca caliza. Durante la revolución neolítica, a partir del VII milenio a.J.C., hizo su aparición la ideología de la familia y de la cohesión al grupo. Prueba de ello es el culto a los cráneos. En el Próximo oriente, por ejemplo, los cráneos primero se enterraban y más tarde se exponían a la vista de todo el mundo, en el interior de una vivienda o en un santuario. Los seis agujeros que rodean esta máscara servían para fijarla a un ídolo. Hacia 7500 a.J.C. Museo de Israel, Jerusalén.

En Varna (Bulgaria), éstas contenían gran cantidad de joyas; en la más rica se encontraron 1.5 kilos de oro.

Un mundo desconocido pero no por ello menos fascinante.

¡Confío en que os haya resultado interesante!

Anuncios