LA LEGIÓN ROMANA

La conquista de Italia forjó lo que sería el instrumento del imperialismo romano: el ejército.

Durante mucho tiempo estuvo formado por ciudadanos-soldados, pero desde el 300 a.d.C incorporó contingentes de los pueblos conquistados.

legion1

Coraza de centurión. Es una pieza de gala, cubierta de faleras, condecoraciones por las acciones destacadas. Los centuriones, nombrados por los tribunos militares, eran oficiales subalternos que mandaban cien hombres. Entre ellos existía una jerarquía basada en la antiguedad.

Los ciudadanos romanos se dividían en cinco clases, y estas en centurias (grupos de cien ciudadanos).

Las centurias ecuestres, las más ricas, formaban la caballería; las centurias de las tres primeras clases, la infantería pesada (legión) y las de las dos últimas, la infantería ligera (“vélites”).

legion5

Centurias ecuestres, siglo II a.d.J

Las centurias más pobres estaban exentas del servicio militar. Este ejército no era permanente. Según las necesidades de la guerra, cada año se seleccionaban reclutas, que prestaban juramento a su comandante.

Las faltas de disciplina, muy estricta, se castigaba con la pena capital. Al principio, el soldado debía correr con sus gastos, pero posteriormente recibió paga y equipo.

La unidad de base era la legión, formada por 5000 o 6000 hombres al mando de un legado o tribuno militar.

legion2

Legionarios romanos.

Cada legión estaba dividida en centurias (de 100, y más tarde de 600 hombres), mandadas por un centurión y respaldadas por escuadrones de 30 soldados de caballería.

legion4

Legionarios trabajando el metal. Bajorrelieve columna trajana

La unidad táctica era el manípulo (dos centurias), y la unidad operacional, la cohorte (tres manípulos)

legion3

Legionarios formando el testudo o “tortuga”, con sus escudos para lanzarse al asalto. Siglo II a.d.J.

¡Espero que lo hayáis encontrado interesante!

ROMA, SÍMBOLOS E INSIGNIAS

Tras la caída del rey, los patricios que tenían acceso a los asuntos de estado procedieron a un auténtico “reparto de despojos” de las instituciones y de las insignias de la realeza etrusca.

Los magistrados investidos del poder de vida y muerte sobre sus conciudadanos conservaron, como marca de su poder, los fasces, haces de varas rematadas con el hacha de decapitación, objeto llevado por el líctor y que había simbolizado el derecho real de alta y baja justicia.

roma1

La corona de laurel que se otorgaba al general vencedor. Aquí una victoria alada se la trae al sobrino de Tiberio, Germánico, protegido por el aguila de las legiones. Detalle del “gran camafeo de Francia”. Siglo XIV. Biblioteca Nacional, París

Se arrogaron el poder religioso del rey y utilizaban en los auspicios el lituus, bastón augural. Recuperaron además la silla curul, taburete de patas en forma de X realzado con oro y marfil; la púrpura en el ribete de las togas; los borceguíes de punta retorcida, con hebilla de marfil en forma de media luna.

roma2

Fasces y silla de magistrado. Octacilio Oppiano mandó esculpir en su tumba los símbolos de su dignidad: el bisellium y los fasces de varas rematados con hojas de encina

La copia fue tan sistemática que un embajador extranjero comentó haber tenido l impresión al entrar en la curia de encontrarse frente a “una asamblea de reyes”.

roma3

Desfile de los jinetes en la época de Antonino Pio. Imagen cortesía de alamy stock photo.

La ocasión en que resucitaba con todo su esplendor el aparato real era la ceremonia del triunfo. El general vencedor, vestido de toga púrpura recamada de estrellas, ceñido por la corona de laurel de oro, con el rostro pintado en bermellón y montado en una cuádriga tirada por caballos blancos, imitaba la estatua de Júpiter Capitolino, también llamado Júpiter…rex (rey)

roma4

Aguila romana. Convertida en el símbolo de las legiones en tiempos de Mario en el siglo I a.J.C, lo seguiría siendo hasta que Constantino la sustituyó por la cruz en el siglo IV d.J.C.

Espero que os haya resultado interesante

LA RELIGIÓN ROMANA

Hoy hablaremos de la antigua religión del pueblo romano. Empecemos:

La vida de los romanos que se consideraban a sí mismos los más piadosos de los hombres estaba impregnada por el numen, poder divino indefinido que residía en todas las cosas.

roma1

Divinidad de los lares. Los lares, en un principio divinidades infernales, pasaron a ser deidades tutelares encargadas de proteger la vida de la ciudad. En todos sus aspectos (lares protectores de las encrucijadas, de las cosechas, etc). Algunos lares debían velar más concretamente por la familia y la casa, y se les honraba en todas las ocasiones importantes. Siglo II, Museo cívico, Turviso.

Para no incurrir en la cólera de los dioses, los romanos establecieron con ellos la Pax deorum, basada en el escrupuloso respeto del ritual religioso, que solía consistir en danzas, invocaciones o sacrificios.roma2

La Diosa Minerva.

Toda omisión podía acarrear consecuencias terribles. Se estableció un calendario muy estricto para recordar sus deberes al hombre y al que se justaban todos los actos de su vida pública y privada. Además de los dioses domésticos, lares y penates, Roma poseía varias tríadas divinas a las que cada epoca o acontecimiento político fue añadiendo nuevas figuras.

roma3

Doble sacrificio al dios Marte (fragmento). Esta ceremonia era llamada suovetaurilia, porque en ella se sacrificaba un cerdo (en latín sus), una oveja (avis) y un toro (taurus). Hacia 50 a.J.C. Museo del Louvre, París

Así a la triada formada por Júpiter (señor del universo), Marte (dios de la guerra), y Quirino (dios de la fecundidad), los etruscos añadieron las diosas Minerva (diosa de la inteligencia y de la sabiduría), y Juno Regina (reina del cielo y esposa de Júpiter).

roma4

Triada capitolina. Júpiter, Juno y Minerva sentados en el mismo trono. Estos tres dioses mayores, rey y reina de los cielos y diosa de la sabiduría eran venerados en Roma. Esta triada protectora de la ciudad y del estado romano sucedió a la triada primitiva formada por Júpiter, Marte y Quirino. Siglo II a.J.C. Museo de la civilización romana. Roma.

Tras la caída de la monarquía, la nueva república honraría a Ceres (diosa de la Tierra y de los cereales), Líber y Libera.

Más tarde, por influencia griega, Mercurio (dios del comercio y de la elocuencia), adoptó los rasgos de Hermes, y Baco los de Dioniso.

Si queréis hacer una visita por Madrid de modo diferente podéis escribirme a artealinstante@hotmail.es y os organizo una ruta según vuestros gustos.

Un post breve, pero confío en que os haya resultado interesante

LAS CATACUMBAS

Hoy haremos una aproximación a estos lugares que habitaron los primeros cristianos en tiempos de persecución. Empecemos:

catacumbas1

Cristo entre los apóstoles. Las catacumbas son un auténtico museo del arte cristiano primitivo. Los frescos, al principio conformes a la tradición de la pintura romana, fueron llenándose de escenas cristianas. Siglo IV. Catacumbas de Domitila. Roma.

Las catacumbas más conocidas son las utilizadas por los primeros cristianos en Roma. Eran cementerios situados al principio en antiguas canteras y posteriormente en galerías excavadas en la toba.

catacumbas2

Hipogeo de la vía Latina. Las catacumbas más conocidas de Roma, actualmente abiertas al público, son las de Calixto, Domitila, san Sebastián y Santa Inés. Su número, no obstante, se elevaba a casi 40 y varias se comunicaban entre sí. Mediados el siglo IV. Roma

Entre las catacumbas se cuentan antiguos cementerios latinos, sepulturas de fieles de un culto oriental o sepulturas judías, aunque los hipogeos cristianos son los más numerosos.

catacumbas3

Sarcófago de Adelfia, esposa del magistrado Valerio, procedente de las catacumbas de San Juan. Las catacumbas que albergaban los restos de los santos y de los cristianos que deseaban reposar junto a ellos cayeron en desuso después del siglo IV. Siglo IV. Museo Arqueológico regional de Siracusa.

A causa de la doctrina de la resurrección de los cuerpos, todos los cristianos se hacían inhumar, y más tarde surgió el deseo de reunir a los difuntos cristianos en un lugar diferente a las necrópolis paganas.

catacumbas4

Busto de Cristo entre el alfa y la omega, que hacen referencia a las palabras de San Juan:” Cristo es el alfa y la omega de todo”, lo que significa que es el principio y el fin de todas las cosas. Cementerio de Commodilla. Roma

Dichos lugares cobraron muy pronto un valor místico, consagrado por la presencia de los restos de los santos y, sobre todo de los mártires, junto a quienes deseaban reposar.

Las catacumbas, al contrario de lo que creyó al descubrirlas en el siglo XVI, no eran lugares de culto clandestino, sino que sirvieron tan sólo como capillas adyacentes y, posteriormente, como lugares de peregrinación. Las autoridades estaban al corriente de su existencia. Se hallaban situadas en terrenos adquiridos por comunidades con un estatuto jurídico definido.

catacumbas5

Catacumbas de San Genaro en Nápoles. Interior de las catacumbas inferiores. Numerosas civilizaciones mediterráneas como los etruscos, pero también los judíos y los paganos, utilizaron las catacumbas como sus sepulturas. Siglos V-VI.

En ellas se desarrolló el primer arte cristiano, en las pinturas que decoran sus paredes o en los bajorrelieves de los sarcófagos.

Es fascinante lo que lograron crear estos primeros cristianos, ¡Confío en que os haya gustado!

EL TEATRO EN ROMA

teatro5

Teatro de Sabratha., en Libia. El muro del fondo de la escena, muy alta, debía tener la misma altura que la última fila de gradas, y estaba rematado por un tejadillo que proyectaba la voz de los actores

Hoy haremos una semblanza del teatro en Roma:

En tiempos de Nerón había en Roma tres teatros. Pompeyo había mandado construir el primero en el 55 a.J.C. César comenzó el tercero, que terminó Augusto, quien le dio el nombre de su sobrino Marcelo. Estos teatros tenían respectivamente un aforo de 17.580, 11.510 y 20.000 espectadores.

La precisión de estas cifras procede de los “regionarios”, listas oficiales establecidas en el siglo IV. Los tres de la misma estructura, y diferente de la de los teatros griegos estaban edificados en terreno llano y no adosados a una colina.

teatro1

Actor. Los primeros actores de Roma eran etruscos que practicaban el canto y la danza. El teatro, propiamente dicho, apareció en 240 a.J.C con la representación de la primera obra de Livio Andrónico.

La escena, muy alta, se hallaba rematada por un muro con tres puertas y con hornacinas para estatuas, sobre todo para el emperador reinante.

teatro2

Actor. No había mujeres entre los actores romanos, como tampoco las había entre los griegos. Los papeles femeninos los representaban hombres con máscaras.

Los espectáculos se celebraban con ocasión de los juegos religiosos, cada vez más frecuentes a lo largo de los siglos: hacia 170, en la epoca de Marco Aurelio, el calendario romano tenía 135 días de juegos, que en 354 llegaron a ser 175.

teatro3

Los actores se organizaban en compañías que incluían a un director, actores, músicos, comparsas, maquinistas….

Durante el imperio se fue perdiendo interés por el texto. Lo que gustaba era la danza y el canto sobre una historia mitológica, preferentemente violenta o escabrosa. Los actores se convirtieron en “estrellas”.

teatro4

Máscara trágica. Al igual que el teatro griego, el romano el romano distinguía la tragedia de tema serio y la comedia destinada a hacer reír. Esta distinción se manifestaba sobre todo con las máscaras, como este bello ejemplo del Museo de Nápoles.

El público se extasiaba ante sus modulaciones de voz y sus proezas físicas. Todo un preludio de lo que hoy todavía se conserva en los teatros y modos de actuación contemporáneos.

¡Confío en que os haya gustado!